jueves, 19 de abril de 2018

COLOR DE FIESTA






COLOR DE FIESTA

Mírame,
con el color de fiesta de los
limoneros.

Con la alegría
de la luz que brilla
en los espejos.

Con el temblor
de las ondas de los
estanques

y de las gotas de lluvia
que penden,
atónitas,
de los pétalos
de vivos
colores.

...Y yo te seguiré,
emergiendo
desde los charcos
y lodazales.

"La fe y el optimismo son contagiosos" (Thom S. Rainer)

De "Mil palabras para el optimismo". 

SEMANA DEL LIBRO



LLEGA LA SEMANA DEL LIBRO Y QUÉ MEJOR PARA MÍ QUE PRESENTAR ESTE TAN ESTIMULANTE Y ÚTIL QUE ES, ADEMÁS, MI ÚLTIMA PUBLICACIÓN.

MIL PALABRAS PARA EL OPTIMISMO


Nada grande se ha realizado nunca sin entusiasmo
RALPH WALDO EMERSON


A todos aquellos que luchan cada día por recuperar su optimismo. Por sus esfuerzos en intentarlo.

Y a todos aquellos que, además,  son capaces de contagiarlo.
En agradecimiento.


UNAS PALABRAS DEL AUTOR PARA LA PRIMERA EDICIÓN

            Me apetecía mucho escribir un libro sobre el optimismo. Ese carburante, esa vitamina que hace que todo nuestro interior se mueva con entusiasmo persiguiendo nuestros sueños, nuestros proyectos.

             Una persona optimista es aquella que propende a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable, dice la RAE.  Porque todas ellas, las cosas quiero decir, tienen varios ángulos, unos más luminosos y atractivos, otros más oscuros y difíciles. Todos existen, todos son verdad. Pero la disposición de atacar las dificultades es muy otra en un optimista y en un pesimista, pienso yo.

             El peligro, el riesgo de un optimista es caer en el ilusionismo, convertirse en un ingenuo sin cabeza y sin capacidad para ajustarse a la realidad.

             Por ello, más que hacer un ensayo técnico al uso, que te aporta mucha teoría pero quizá menos práctica y, sobre todo, menos práctica de la que te llega a tu interior, al corazón, y que es la que te remueve y te cambia por dentro, he enfocado este volumen en el día a día de un escritor que lucha por ser optimista. Y lo va reflejando en su diario literario.




            A veces lo consigue y a veces no. O no con la misma intensidad. Tendrá días luminosos, llenos de empuje y otros dominados por la melancolía y hasta la tristeza. Porque su vida es como la de todos. Y de todo hay en la viña del Señor, como dice el dicho.

             Pero a su lado tendrá, para su alivio, para su crecimiento personal en cada uno de esos días, la píldora, el remedio, el alimento vital,  que le facilitará un autor insigne de alguno de los  grandes pensamientos sobre el optimismo y sobre la vida en general,  que le ayudará a ajustarse las gafas y ver el vaso, en vez de medio vacío, medio lleno.
     
             Lleno sobre todo de sus capacidades y de su empuje  para gestionar adecuadamente los días alegres y tristes que nos provee a todos, sin excepción, nuestra existencia.

              Toda la información en:  www.franciscorodrigueztejedor.com

domingo, 15 de abril de 2018

DÍAS DE CINE





     En “Memorias del Sauce Curvo” cuento la magia indescriptible que me produjo visionar mi primera película exhibida contra la pared de yeso del viejo salón municipal. Luego, en el internado de la SAFA de Sigüenza aquella película que nos ponían los domingos en el salón de actos, suponía, sobre todo durante el duro invierno, la única oportunidad de salir de aquellos recios muros y viajar, imaginar, huir a otro sitio. Que eso es lo que significa, en realidad, soñar.

     De ahí, y de las miles de películas que  he visto después arranca mi gran vocación al cine,  que no llega a la literaria pero que pugna con ella.

     Ahora ya no veo el cine solo desde fuera, como espectador, muy asiduo, desde luego, sino también, modestamente, como participante de la fábrica de los sueños que lo produce. Y, realmente hace falta ser un gran soñador para, desde la perspectiva de un cine independiente, atreverse a sacar adelante un proyecto en el mundo de hoy..

     Y en esas estamos: el sábado presenté, auspiciado por la Comunidad de Madrid y la SGAE, que eligieron un guión mío, “El 236 un mundo maravilloso”, en el encuentro guionistas-productores de este año.

     Fue muy bien, la verdad: el cortometraje, prácticamente, ya está encaminado, dentro de los tiempos lentos de esta industria: podría rodarse a mediados de 2019. Y el largometraje “Cinco Estremecimientos” fue muy bien recibido y entraremos en conversaciones más profundas con las productoras interesadas, para presentarlo a los concursos y subvenciones del año próximo. Un sueño, como toda esta industria.
















     También participaré en la producción de un proyecto de mi amigo Manuel Serrano y su productora “Tus ojos”, mucho más inmediato: se empieza a rodar el próximo mes, entre España, Colombia y Angola. Una película sugestiva y estimulante, al estilo de Boyhood, que narrará la vida real de 3 niños en estos países que comienza  a sus diez/doce años y terminará a los 20. Se harán tres películas para cubrir todo este tiempo. Un cine que cada vez me interesa más: divulgativo y educativo, un cine de valores, destinado, no solamente a las pantallas, sino a las aulas de los colegios.  La película se llamará con este nombre tan bonito: “Conmigo vienen semillas de alegría”

     Días de cine. Días de mucho trabajo. De muchos encuentros. Sembrando semillas, que esperemos que florezcan en alguna próxima primavera.

     Escrito para el blog de www.franciscorodrigueztejedor.com




miércoles, 11 de abril de 2018

UNA BREVE EXPERIENCIA COMO ACTOR




El periódico Iberoeconomía me pide un breve spot sobre los emprendedores o soñadores, como parte de un vídeo más largo que harán juntándolo con los de otros periodistas y escritores sobre este tema.

Ahí va, con un texto seleccionado por mi parte de nuestro próximo libro: "SOÑADORES: 25 EMPRENDEDORES DE LOS QUE APRENDER".






Otra versión, de mayor definición, para you tube, en: https://www.youtube.com/watch?v=CYmCoSWOSv4


Dedicatoria: a mi admirada y musa Marilyn Monroe, mil años más tarde.



Escrito para el blog de: www.franciscorodrigueztejedor.com